top of page

Archivos

Pt. 1

1895 - 1998

universo paterno

Transitar entre lo impertinente 

 

En el tránsito siempre he encontrado mucha magia, ir de un lado al otro mientras me pavoneo por el asfalto me hace recordar los años de infante y los deseos por visitar esas cosas prohibidas, esas que nos dicen que no pueden ser o suceder, sin mayor respuesta. 

 

La curiosidad, la intimidad y el deseo por explorar y recorrer las impertinencias del mundo supera esas imposiciones insustanciales que me ha tocado vivir. No quiero ser el que va por un solo camino o en una sola dirección, no quiero atender a las fórmulas y a lo pertinente.  

 

Cada individuo tiene la potencia de crear su universo, con sus propias historias y narrativas. Mientras pienso en esto me pregunto ¿Para qué ir en una sola dirección si yo mismo he creado mi propio universo y puedo ir por donde quiera? Creo que más bien mi deseo es perderme en esta gran vía que día tras día me invita a experimentar, cuestionar, disfrutar, odiar y amar. 

Soy un artista que transita en la incertidumbre y saborea el placer masoquista de las preocupaciones y lo enfrentamientos entre lo sutil y lo directo, lo frágil y lo rígido, lo obvio y lo obtuso como el título del libro de Roland Barthes.

 

Lo prohibido, siempre ha sido “impertinente” para muchos.

 

Para mi esos “muchos” son los impertinentes porque ignoran la magia del tránsito y desconocen el poder que posee cada cuerpo para ser un desviado, un monstruo, un subversivo, un antagónico, un extraño, una bestia, un soporte y un escudo que combate con el rechazo, los miedos y lo aspiracional.

 

Vivo entre el archivo, en la recolección y la acumulación, entre las fotografías de mi familia paterna, entre los libros viejos y olvidados, entre los recortes de esos ejemplares abandonados siempre buscando las ilustraciones vintage llenas de contornos negros, entre los restos de pegamento en barra en los dedos, cortando y pegando fragmentos de imágenes uno sobre otro mientras escucho los instrumentales del compositor alemán Bert Kaempfert que me llevan a mi padre y me transporta a mi niñez

También me encuentro entre las imágenes pornográficas, entre las largas horas de edición de esas fotografías extraídas de la pornografía para luego dibujarlas, entre la relación de amor y odio con la acción de dibujar, imaginando el amante que no llega, pero que con el dibujo parece ser suficiente. Entre los lápices de grafito desde el 2H hasta el 2B porque me interesa los matices que hay desde el blanco y el negro. 

 

Me encuentro entre los objetos, entre los balones de fútbol desinflados que pasan al olvido porque han perdido su fuerza y rigidez, llegando a un estado de fragilidad que nos ventila que no todo es lo que parece, que nuestras vivencias y la vida misma pasan por una serie de cambios donde lo frágil también es fuerza, la vulnerabilidad es poder y mostrar la verdadera realidad, es resistencia.

giphy.gif

Mientras escuchas este instrumental titulado Strangers In The Night de Bert Kaempfert,

observa detenidamente cada collage de la serie Una manera de amarte.